Afrique Ameriques Asie Europe Moyen-Orient Internet Nations unies
 
Vietnam


-  Población: 80.278.000
-  Internautas: 2.500.000 (2003)
-  Precio medio para 20 horas de conexión: 15 euros
-  DAI*: 0,31
-  Apreciación**: situación grave


Vietnam sigue el ejemplo de su vecino chino. Las autoridades censuran ampliamente la Red y controlan los e-mails, para encontrar a los internautas subversivos. Hay siete ciberdisidentes entre rejas.

Aunque todavía Internet no afecta más que al 3% de la población vietnamita, la Red se está desarrollando a gran velocidad. Igual que en China, el gobierno se encuentra enfrentado a un dilema: quiere desarrollar el acceso a este medio de comunicación, vector del crecimiento económico, pero al mismo tiempo controlar estrechamente su utilización. En 2003 el poder presumió por la puesta en marcha de conexiones de alto rendimiento y al mismo tiempo anunció su voluntad de crear una nueva fuerza policial, para dar caza a los cibercriminales. Algunos internautas, los más valientes o los más hábiles, consiguen eludir la censura impuesta por las autoridades. En un país donde no se tolera ningún periódico independiente, donde todos los medios de comunicación están bajo la tutela del Estado, esos ciberdisidentes corren el peligro de que les condenen a graves penas de cárcel, por publicar textos en la Red. Pero, para la mayoría de los internautas, el Net es un espacio de informaciones controladas, en el que la autocensura sigue siendo la norma.

El gobierno ha invertido mucho en un sistema de vigilancia de las comunicaciones "made in Vietnam". Se producen escuchas de los teléfonos fijos y móviles de los disidentes. Las autoridades interceptan regularmente sus e-mails, e incluso pueden encontrar el origen de los mensajes. En dos años, siete disidentes han pagado el precio de los métodos de vigilancia de la ciberpolicía vietnamita; por otra parte, dos de ellos fueron detenidos en unos cibercafés. Acusados en general de espionaje, les han caído penas que llegan hasta 12 años de cárcel, en unos procesos expeditivos que nunca han respetado los derechos de la defensa. Han permanecido en la cárcel durante años, sin ser juzgados.

El Net censurado

Las autoridades bloquean el acceso a los sitios de las principales organizaciones de defensa de los derechos humanos, entre ellos el de Reporteros sin Fronteras y los de la disidencia vietnamita en el exilio. Por otra parte, han creado un buscador en lengua vietnamita, www.search.com.vn, que solo usa fuentes oficiales. Los pocos sitios albergados en Vietnam tienen que pedir una autorización de difusión a las autoridades. En agosto de 2002, el Ministerio de Cultura e Información hizo un llamamiento para hacer una barrera contra los contenidos "subversivos" en el Net, y los que "perjudican a la seguridad nacional".

El 25 de mayo de 2003, el Ministerio de Telecomunicaciones aprobó una directiva sobre la utilización y la organización de Internet. Precisa que, como Internet forma parte de los recursos nacionales de información, tiene que ser "organizado, estudiado, y utilizado de manera apropiada y eficaz". El texto "prohíbe estrictamente la utilización de Internet para oponerse a la república socialista de Vietnam, alterando la seguridad, la economía, el orden social o la forma de vida tradicional de Vietnam".

La directiva dio nacimiento al Centro Internet de Vietnam, que ahora se encarga de "organizar e inspeccionar" la utilización de Internet, y que depende directamente del Ministerio de Correos y Telecomunicaciones. Este organismo, responsable de la resolución de los conflictos relacionados con la utilización de la Red, está encargado de investigar las infracciones a la directiva de telecomunicaciones, y de perseguir a los infractores.

Un control reforzado

En Vietnam hay siete proveedores de acceso a Internet (FAI), seis de ellos controlados por el Estado. El séptimo, totalmente privado, OCI, opera oficialmente desde junio de 2003. Sin embargo, todos los FAI utilizan la Red de la sociedad estatal Vietnam Post and Telecommunication Corporation (VNPT), también por su alto rendimiento. Esta arquitectura centralizada de la Red facilita la vigilancia de la Web y la censura de las publicaciones digitales.

El Ministerio de la Policía anunció, el 29 de enero de 2004, que a partir de entonces había que presentar el carnet de identidad, para acceder a un cibercafé. Además, los propietarios tienen que conservar durante tres meses tanto la identidad de los usuarios, como el historial de sus consultas. Y, finalmente, tienen que instalar programas que permitan vigilar en tiempo real a sus clientes, y denunciar a la policía a quienes consulten contenidos "sospechosos".

Siete ciberdisidentes encarcelados


-  Nguyen Khac Toan, empresario y ex oficial del ejército, fue detenido el 8 de enero de 2002, en un cibercafé de Hanoi. Está acusado de enviar informaciones por correo electrónico a algunas organizaciones vietnamitas de defensa de los derechos humanos en el exilio, a las que el gobierno considera "reaccionarias". Declarado culpable de espionaje, el 20 de diciembre de 2002 le condenaron a 12 años de cárcel y tres más de residencia vigilada.


-  Le Chi Quang fue detenido en un cibercafé de Hanoi, el 21 de febrero de 2002. Este jurista, apasionado de la informática, está acusado de transmitir "informaciones peligrosas" al extranjero, tras difundir en Internet un texto titulado "Vigilancia para el Imperio del Norte", en el que recordaba las condiciones en que las autoridades vietnamitas firmaron unos acuerdos fronterizos con el gobierno de Pekín. El 8 de noviembre de 2002 le condenaron a cuatro años de cárcel, y tres más de residencia vigilada. El ciberdisidente tiene graves problemas de insuficiencia renal.


-  Pham Hong Son, medico y responsable de una firma farmacéutica, está encarcelado desde el 27 de marzo de 2002, en una prisión cerca de la capital, por traducir y difundir por Internet un artículo titulado "¿Qué es la democracia?", sacado de las páginas del sitio de la embajada de Estados Unidos en Vietnam. Anteriormente había escrito varios artículos favorables a la democracia y a los derechos humanos, publicados en foros de discusión vietnamitas. Durante cuatro meses, Pham Hong Son permaneció detenido en secreto, y no pudo recibir visitas de su familia, ni de su abogado. El 18 de junio de 2003, el tribunal popular de Hanoi le condenó a una pena de 13 años de cárcel por "espionaje", y a otros tres años de residencia vigilancia. El 26 de agosto de 2003, en la apelación, la condena quedó reducida a cinco años de cárcel y tres más de residencia vigilada.


-  Nguyen Vu Binh, ex periodista de la publicación oficial del Partido Comunista Vietnamita Tap Chi Cong San (Las revistas comunistas), fue detenido el 25 de septiembre de 2002. Entre otras cosas le acusaron de publicar en Internet algunos textos de "carácter reaccionario", entre ellos un ensayo titulado "Reflexión sobre los acuerdos fronterizos chino-vietnamitas", en el que criticaba un tratado firmado en 1999 entre China y Vietnam. El 31 de diciembre de 2003 fue condenado a siete años de cárcel y tres más de residencia vigilada. La sentencia quedó confirmada en la apelación, el 5 de mayo de 2004.


-  Pham Que Duong fue detenido el 28 de diciembre de 2002, después de entrevistarse en Ho Chi Minh-Ciudad con Tran Khue (ver más abajo). Ex coronel del Ejército de Liberación, juntos había creado la Asociación de Vietnamitas para ayudar al Partido y al gobierno a luchar contra la corrupción. Acusado de mantener relaciones con organizaciones "reaccionarias" en el extranjero, y de recibir y difundir por Internet documentos hostiles al régimen comunista, fue inculpado por espionaje. El juicio no se ha celebrado todavía, pero podrían condenarle a cadena perpetua.


-  Tran Khue, profesor de literatura y fundador de una asociación contra la corrupción, fue detenido el 29 de diciembre de 2002, en Ho Chi Minh-Ciudad. En residencia vigilada desde marzo de 2002, publicaba sus textos y cartas abiertas en Internet. Está acusado de difundir informaciones críticas con el gobierno. En una carta dirigida al ex presidente chino Jiang Zemin y publicada en Internet, Tran Khue pedía que volviera a examinarse una parte de los acuerdos fronterizos chino-vietnamitas. Continúa en espera de juicio.


-   Nguyen Dan Que, de 61 años de edad, le detuvieron unos policías en la noche del 17 de marzo de 2003, en su domicilio de Ho Chi Minh-Ciudad. Ardiente defensor de la libertad de expresión, ya había pasado cerca de veinte años en la cárcel y no salió en libertad hasta 1998. No se han precisado las causas de su detención. Sin embargo, podrían tener alguna relación con la publicación de un comunicado, en el que denunciaba la falta de libertad de prensa en su país. Con ese escrito, difundido por Internet, Nguyen Dan Que reaccionaba a las declaraciones del portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores vietnamita quien, el 12 de marzo, afirmó que en el país estaba garantizada la libertad de información. El disidente padece hipertensión arterial y una úlcera estomacal. A su familia no le han autorizado nunca a visitarle, ni a llevarle las medicinas que necesita. El juicio no se ha celebrado todavía. El 22 de septiembre de 2003, 12 premios Nobel dirigieron una carta a Nong Duc Manh, secretario general del Partido Comunista Vietnamita, preocupados por la salud de Nguyen Dan Que, y pidiendo que, en espera de su liberación, se le conceda una asistencia médica decente y se autorice a su familia a visitarle.

Condenado por una petición

Tran Dung Tien, detenido el 22 de enero de 2003, salió en libertad en noviembre de 2003. De 74 años de edad, le habían condenado a 10 meses de cárcel por firmar, el 14 de octubre de 2002, una petición pidiendo la libertad de los ciberdisidentes Le Chi Quang, Pham Hong Son, Nguyen Khac Toan y Nguyen Vu Binh.

Por otra parte, Nguyen Vu Viet, de 27 años, Nguyn Truc Cuong, de 36 años, y Nguyen Thi Hoa, de 44 años, sobrinos y nieta del sacerdote encarcelado Thadeus Nguyen Van Ly, detenidos en junio de 2001, salieron en libertad entre noviembre de 2003 y febrero de 2004. Acusados de haber difundido en el extranjero, por e-mail, fax y teléfono, informaciones relativas a la libertad religiosa en Vietnam, fueron condenados en primera instancia a penas que iban de tres a cinco años de cárcel. A finales de noviembre de 2003, en la apelación, se redujeron a 32 meses las condenas de Nguyen Truc Cuong y Nguyen Vu Viet. La de su hermana, Nguyen Thi Hoa, quedó reducida a cuatro meses y seis días. Las liberaciones se produjeron poco después de que la Cámara de Representantes norteamericana votara una resolución pidiendo a Hanoi la libertad de todos los vietnamitas detenidos, o en residencia vigilada, "por practicar su fe o defender la libertad de culto".

Sitios de utilidad


-  El buscador oficial
www.search.com.vn

-  Las informaciones sobre Vietnam de Amnistía Internacional
http://web.amnesty.org/library/eng-vnm/index

-  El sitio informativo oficial
www.vnn.vn

-  El Ministerio de Correos y Telecomunicaciones
www.vnpt.com.vn

* El DAI (Digital Access Index) es un índice creado por la Unión Internacional de Telecomunicaciones, para medir la capacidad de los individuos de un país dado para acceder a las tecnologías de la información y la comunicación. Las notas van de 0 (incapacidad total) a 1 (acceso perfecto)

** Las apreciaciones (situación buena, media, difícil, grave) se han establecido a partir de siete criterios: ciberdisidentes o periodistas digitales muertos, encarcelados, acosados, censura de sitios informativos, existencia de sitios informativos independientes, existencia de proveedores de acceso independientes, coste abusivo de la conexión.




Escoger un país:
Arabia Saudí
China
Corea del Norte
Cuba
Irán
Islas Maldivas
Siria
Túnez
Turkmenistán
La totalidad del informe en inglés
La totalidad del informe en francés