Afrique Ameriques Asie Europe Moyen-Orient Internet Nations unies
 


Fabio Prieto Llorente
Cuba

Fabio Prieto Llorente fue detenido en marzo de 2003, en la oleada de represión sin precedente puesta en marcha por el gobierno cubano, y condenado a 20 años de cárcel por “atentado a la independencia y la integridad territorial del Estado cubano”.

Comenzó a trabajar como periodista en 1997, en la agencia Habana Press. Los dos últimos años anteriores a su detención ejerció su trabajo como independiente y fundó la Agencia de prensa independiente de la Isla de Pinos (o Isla de la Juventud), lugar del que procede.

Fabio Prieto Llorente fue internado en la cárcel Kilo 8 de Camagüey (Este), a más de 600 kilómetros de Isla de la Juventud, donde reside su familia. Fue trasladado, el 18 de enero de 2006, a la cárcel de El Guayabo, de la Isla de Juventud, de donde es natural el periodistaFrecuentemente le encierran en el calabozo y, desde el comienzo de su internamiento, ha emprendido varias huelgas de hambre para protestar por sus condiciones de detención. Así, denuncia los malos tratos, la mala alimentación y la imposibilidad de pasear y salir al aire libre durante varios días.

Desde el inicio del año 2005, el estado de salud del periodista ha ido empeorando. Tiene muchas dolencias, para las que no recibe tratamiento alguno. El deterioro de sus condiciones de detención, la humedad de la celda y la falta de la más mínima higiene, hacen temer por su vida.

Padrinos :

-  Espana : Vocento, Onda Cero

-  Francia : Libération, Grands Reportages, L’Express y lexpress.fr, La Alcadia de Arlanc, el deputado europeo Bernard Lehideux, el festival internacional del scoop et del periodismo de Angers, l’Expansion, Club de la prensa Auvergne.

-  Belgica : Métro, Journal des Enfants

-  Canada : Le Journal de Montréal, The Link, Toronto Sun, La Grande Epoque



Señor Embajador,

Me permito llamar su atención sobre el caso de Fabio Prieto Llorente, detenido desde el 19 de marzo de 2003. Por lo que sabemos, este periodista no ha hecho otra cosa que cumplir con su trabajo, garantizado por el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Le pido por tanto que interceda con su gobierno, a fin de conseguir su liberación inmediata.

Le ruego, Señor Embajador, acepte la expresión de mi mayor consideración.



Identificadores personales

Si tienes un sitio Web, puedes indicarlo a continuación

Enlace hipertexto (opcional)