Afrique Ameriques Asie Europe Moyen-Orient Internet Nations unies
 
Corea del NorteKim Jong-il
Secretario general del Partido del Trabajo

(JPEG) En una película propagandística, difundida en uno de los pocos sitios de Internet favorables al régimen norcoreano, se presenta a Kim Jong-il como el inspirador directo de los periodistas. Se le ve dando órdenes a reporteros y corrigiendo editoriales. El comentario se inflama describiendo al “jefe líder” como alguien que ha impulsado la “revolución de los medios de comunicación populares”. “Durante toda la noche, si es necesario, da su opinión sobre los artículos y las fotografías. Guía a los medios de comunicación en su misión, que es la promoción de la ideología del “trepador” (espíritu de independencia). Así, la radio emite con entusiasmo lo que el partido de los Trabajadores hace. Con los medios de comunicación puestos bajo la dirección de Kim Jong-il, el país sigue triunfando”, cuenta la voz en off. Los medios norcoreanos son el instrumento preferido para el culto a la personalidad, que hace de Kim Jong-il un “héroe del socialismo”. Paranoico y enamorado del lujo, Kim Jong-il ha prohibido que los medios de comunicación norcoreanos mencionen la hambruna que mató a millones de personas en los años 90. Todos los días, las actividades del “jefe líder” aparecen en la apertura de los informativos televisados y en primera página de las publicaciones. Un error ortográfico en su nombre, o una simple observación negativa de su recorrido, o su política, pueden llevar al autor a uno de los campos de reeducación ideológica, instalados en el país. En 2007 Kim Jong-il condenó con virulencia las “influencias extranjeras” encaminadas a “desestabilizar” el régimen. Ordenó a las fuerzas de seguridad que impidieran la entrada en el territorio de casetes de vídeo, publicaciones, teléfonos y CD’s extranjeros.

Predadores

Detrás de las violaciones de la libertad de prensa se esconden responsables y autores intelectuales. Ya sean presidentes, ministros, jefes de estado mayor, jefes religiosos o líderes de grupos armados, estos predadores de la libertad de prensa tienen poder para censurar, encarcelar, secuestrar, torturar y, en el peor de los casos, asesinar a periodistas. Para denunciarles mejor, Reporteros Sin Fronteras traza sus retratos.

Grupos armados islamistas
Afganistán, Irak y Pakistán
Abdallah Ibn al-Saud
Arabia Saudí
Ilham Aliev
Azerbaiyán
Alexandre Lukachenko
Belarús
Than Shwe
Birmania
Hu Jintao
China
FARC
Colombia
"Aguilas Negras"
Colombia
Raúl Castro
Cuba
Issaías Afeworki
Eritrea
ETA
España
Yahya Jammeh
Gambia
Teodoro Obiang Nguema
Guinea Ecuatorial
Alí Jamenei
Irán
Mahmud Ahmadinejad
Irán
Las Fuerzas de Defensa israelíes
Israel
Nursultán Nazarbayev
Kazajstán
Chummaly Sayasone
Laos
Muamar El Gadafi
Libia
Star Force Police
Maldivas
Carteles de la droga
México
Grupos armados
Nepal
State Security Service (SSS)
Nigeria
Paul Kagame
Ruanda
Vladimir Putin
Rusia
Bachar el-Assad
Siria
Mohamed Dhere y Mohamed Warsame Darwish
Somalia
Al-Shabaab
Somalia
Gotabhaya Rajapakse, Secretario de Estado de Defensa
Sri Lanka
Las Fuerzas de Seguridad de la Autoridad Palestina
Territorios Palestinos, Cisjordania
La Fuerza Ejecutiva
Territorios Palestinos, Franja de Gaza
Zine el-Abidine Ben Alí
Túnez
Gurbanguly Berdymukhammedov
Turkmenistán
Islam Karimov
Uzbekistán
Nong Duc Manh
Vietnam
Robert Mugabe
Zimbabue