Afrique Ameriques Asie Europe Moyen-Orient Internet Nations unies
 
Para qué sirve el dinero de Reporteros sin Fronteras:


-  Durante su misión en Afganistán, del 10 al 16 de Enero, una delegación de Reporteros sin Fronteras se entrevistó con un periodista afgano, al que los talibanes llevan varios meses persiguiendo, y le ayudó económicamente. Por colaborar con medios de comunicación extranjeros, y negarse a publicar información de los dirigentes talibanes, le calificaron de “impío” y le amenazaron abiertamente de muerte. La organización mantiene un contacto frecuente con él, a fin de que pueda establecerse en un lugar seguro.

(JPEG)
Jean-François Julliard, secretario general de Reporteros sin Fronteras y Fahim Dashty, representante de l’UNJA.

La misión de Reporteros sin Fronteras también entregó chalecos antibalas a la Afganistán Independent Journalists Association (AIJA) y a la Nacional Union Afganistán Journalists (UNJA).












-  El 22 de enero Reporteros sin Fronteras concedió una ayuda de emergencia a un periodista eritreo, refugiado en Sudán. Tras unos artículos, en los que denunciaba la desastrosa gestión del agua, recibió varias citaciones y le amenazaron con ir a hacer compañía a sus colegas encarcelados. La suerte de los refugiados eritreos en Jartum, y sobre todo la de los periodistas apoyados por Reporteros sin Fronteras, es particularmente terrible ya que se ven continuamente acosados por agentes del gobierno eritreo, con la complicidad de Sudán, y en ocasiones les repatrían a la fuerza para encarcelarles inmediatamente.


-  (JPEG) El 21 de enero la organización apoyó económicamente la publicación de la revista chechena independiente Dosh. Un periódico que trata la actualidad política y social, y los derechos humanos en Chechenia y en el conjunto de las otras cinco repúblicas del Caúcaso ruso. A pesar de las amenazas y represalias que padecen, por razones de seguridad los fundadores se han visto obligados a marcharse de Grozny, en Chechenia, para instalarse en Moscú, y nunca han dejado de difundir información sobre la región gracias a algunos corresponsales que se encuentran en el lugar. En los locales de Reporteros sin Fronteras, en París, están disponibles algunos ejemplares de la revista, en ruso y en inglés.



-  El 18 de enero la organización ayudó a un periodista congoleño, al que la Agencia Nacional de Inteligencia (ANR) estaba molestando injustamente.

-  El 15 de enero Reporteros sin Fronteras acogió en París a un periodista birmano, para que pudiera presentar una solicitud de asilo en Francia. Tras haber trabajado, en condiciones peligrosas, durante más de 20 años en la frontera entre Birmania y Tailandia, con ayuda de la organización el periodista ha conseguido la protección del Estado francés. Ahora, al abrigo de la expulsión a Birmania, rápidamente estará en condiciones de reanudar su actividad.

-  El 14 de enero se entregó una ayuda de emergencia a un periodista turcomano, víctima de constantes presiones de las autoridades. Sus condiciones de trabajo no han cesado de empeorar en las últimas semanas: líneas telefónicas cortadas, vigilancia constante y dificultades en el acceso a Internet. La familia del periodista, marginada, vive en una precariedad extremada ya que a algunos de sus parientes les han despedido a causa de su actividad, y ahora están pagando un alto precio por la perseverancia de un hombre que lucha para informar a la comunidad internacional sobre la situación en su país.

-  El 8 de enero se entregó una ayuda de emergencia a un periodista de Zimbabwe amenazado por las autoridades como consecuencia de la difusión de un reportaje, en el que denunciaba las condiciones de detención en Harare. Reporteros sin Fronteras permitió que el periodista y su familia se instalaran en lugar seguro, y consiguieran documentación en un país vecino.

2008

-  Reporteros sin Fronteras ha concedido una bolsa de ayuda a la familia de Didace Namujimbo, periodista de Radio Okapi asesinado de un disparo en la cabeza el 21 de noviembre de 2008 en Bukavu (cabeza de partido de la provincia de Sur-Kivu, este de la RDC).

-  El 10 de diciembre la organización consiguió que un periodista etíope encontrara alojamiento en Francia, donde ha presentado una demanda de asilo. Detenido durante varios meses por difamación y buscado por la policía, como consecuencia de sus artículos sobre las elecciones de 2005, se vio obligado a vivir clandestinamente antes de huir del país.

-  El 6 de diciembre Reporteros sin Fronteras ayudó a un periodista boliviano, residente en provincias, a encontrar refugio. Amenazado por una parte de la población local a causa de sus reportajes, se vio obligado a trasladarse a otra región del país.

-  El 5 de diciembre Reporteros sin Fronteras proporcionó ayuda a una periodista congoleña, a quien las autoridades amenazaban con detener tras hacer un reportaje polémico. Gracias a esta ayuda económica la joven ha podido continuar su actividad en un país vecino.

-  El 24 de noviembre Reporteros sin Fronteras ayudó a una periodista de Kirguizistán, redactora de un semanario famoso por su libertad de tono y cerrado por las autoridades, a instalarse en un lugar seguros con sus hijos pequeños.

-  En noviembre la asociación ayudó económicamente a Lewis Medjo, director de publicación del semanario privado La Détente libre, para que pudiera emprender un proceso de mediación con las autoridades de Camerún. Encarcelado desde el 22 de septiembre por “publicación de noticias falsas”, su caso se ha atrasado varias veces.

-  El 17 de noviembre la organización ha ayudado un periodista paquistaní. Detenido en secreto durante cerca de dos años, sufrió todo tipo de torturas físicas y mentales hasta que recuperó la libertad. Las autoridades francesas han concedido el visado. En la tramitación del procedimiento de asilo estará asistida por Reporteros sin Fronteras y la Casa de los Periodistas.

-  El 9 de noviembre se entregó una ayuda de 400 euros a un periodista iraní que se ha visto obligado a emprender el camino del exilio después de que le amenazaran abiertamente con represalias si no dejaba de publicar artículos, criticando al gobierno. La ayuda le ha permitido encontrar alojamiento en Suiza, donde ha pedido asilo.

-  El 7 de noviembre se entregó una bolsa a un joven periodista eritreo, para ayudarle en su vida cotidiana. Exiliado en Estados Unidos, ha decidido presentar una demanda de asilo mientras que las autoridades de su país le consideran “traidor” y “fugitivo”. Detenido arbitrariamente varias veces en Eritrea, en 2007 decidió huir a Sudán, y posteriormente pasó a Etiopía.

-  El 7 de noviembre Reporteros sin Fronteras ayudó a un periodista de Kivu-Norte, en la República Democrática del Congo, a instalarse en un sitio seguro, fuera de la zona de conflicto.

-  El 3 de noviembre la organización financió la salida de uno de los tres periodistas somalíes heridos en un atentado con coche bomba delante de la embajada de Etiopía, en Somaliland. Podrá así recibir tratamiento en el extranjero, en un hospital adecuado.

-  El 29 de octubre Reporteros sin Fronteras aportó un subsidio para participar en los gastos de registro y organización de un concierto que se va a celebrar el 13 de diciembre, para conmemorar los diez años del asesinato de Norbert Zongo, director de publicación de L’Indépendant, y tres de sus compañeros.

-  El 19 de septiembre la organización ayudó a instalarse en Europa, en su nuevo alojamiento, a una familia iraquí refugiada. Los periodistas habían sido amenazados de muerte en Irak por su colaboración con medios de comunicación extranjeros.

-  El 16 de septiembre Reporteros sin Fronteras ayudó económicamente a dos periodistas, de nacionalidad mauritana y cubana, que han conseguido la protección del gobierno francés. Con el estatuto de refugiados, están buscando intensivamente un empleo o algún tipo de curso de formación.

-  El 11 de septiembre Reporteros sin Fronteras ayudó a un periodista de Sri Lanka a reunirse con su familia, de la que llevaba separado más de tres años.

-  El 10 de septiembre se entregó una bolsa de 600 euros a un periodista etíope, que se ha visto obligado a marcharse de su país a causa de las amenazas recibidas. Ante la imposibilidad de trabajar, actualmente se enfrenta a graves dificultades económicas.

-  El 3 de septiembre se entregó una bolsa de 1.000 euros a la fundación Deyda Hydara, que milita por la protección y defensa de los periodistas gambianos. Esta organización se creó tras el asesinato, el 16 de diciembre de 2004, de Deyda Hydara, director del diario privado The Point y corresponsal de la Agencia France-Presse (AFP), y de Reporteros sin Fronteras.

-  El 16 de agosto Reporteros sin Fronteras concedió una ayuda económica de 1.500 euros a las familias de dos periodistas georgianos abatidos en los enfrentamientos del 8 de agosto de 2008. A Giga Chikhladze y Alexander Klimchuk les mataron a disparos cuando cubrían la entrada de las fuerzas georgianas en la provincia secesionista de Osetia del Sur. El dinero ha servido para contribuir a los gastos de traslado de sus restos, y ayudar económicamente a las enlutadas familias.

-  El 13 de agosto se entregó una ayuda de 600 euros a una periodista rusa, obligada a marcharse del país tras verse amenazada por unos artículos que las autoridades consideraron “extremistas”.

-  Reporteros sin Fronteras ayuda económicamente al periodista azerí Agil Khalil, llegado a Francia a finales del mes de Julio de 2008. Desde el mes de febrero había sufrido varias agresiones e intentos de asesinato, como consecuencia de la publicación de algunos artículos en el diario de la oposición Azadlyg, denunciando la corrupción de algunos miembros de la seguridad nacional.

-  El 1 de agosto, un caricaturista de Bangla Desh apartado de la profesión, recibió una bolsa de ayuda de 700 euros, para compensar la pérdida de su salario. Tras la publicación de una caricatura en el periódico satirico Aalpin, fue acusado de “ofender los sentimientos religiosos de la población” y estuvo seis meses detenido.

-  El 31 de Julio Reporteros sin Fronteras entregó 1.000 euros a Jamila Kaka, esposa de Moussa Kaka, su corresponsal en Niger que lleva diez meses detenido en Niamey. Esa cantidad es la que habría ganado el periodista por sus crónicas para la organización, si se hubiera encontrado libre.

-  El 28 de Julio Reporteros sin Fronteras entregó 600 euros a Pedro Cárdenas, un periodista colombiano amenazado varias veces por los paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). El 14 de Julio sufrió una agresión después de publicar en su periódico los nombres de cuatro personas, detenidas a principios de junio y sospechosas de tener relaciones con los paramilitares.

-  El 24 de Julio Reporteros sin Fronteras concedió una bolsa de ayuda a un periodista de nacionalidad tanzana, que vive y trabaja en Ruanda, repatriado a la fuerza en plena noche, y sin ningún ingreso.

-  El 4 de junio se concedió una bolsa de ayuda de 4000 euros a los periodistas, y sus familias, afectados por el ciclón Nargis, que asoló Birmania los pasados días 2 y 3 de mayo. La Burma Media Association, organización colaboradora de Reporteros sin Fronteras, ha identificado a 82 familias de periodistas, escritores y profesionales de los medios de comunicación, afectadas por la catástrofe que causó la muerte de al menos 22.000 personas. La Burma Media Association continúa recogiendo fondos en www.bma-online.org.

-  El 2 de junio Reporteros sin Fronteras concedió una bolsa de ayuda a tres periodistas somalíes de la emisora privada Radio Shabelle que escaparon del país tras el asesinato, en octubre de 2007, del director del grupo de prensa Shabelle, Bashir Nur Gedi, y de que en noviembre de 2007 las fuerzas de seguridad cerraran arbitrariamente la emisora. Estos profesionales de la información están ahora seguros y podrán comprar material para continuar con su trabajo.

-  Reporteros sin Fronteras ha contribuido a pagar los gastos de honorarios de Sayed Perrwiz Kambakhsh, periodista afgano encarcelado. Se ha presentado un recurso contra su condena a muerte por blasfemia, dictada en primera instancia por la sala primera de un tribunal de Mazar-i-Charif.

-  El 26 de mayo la organización permitió que pudiera recibir tratamiento médico un periodista maliense, que fue galardonado con el Premio RFI-Reporteros sin Fronteras.

-  El 16 de mayo se le pagó un subsidio a un periodista iraquí, refugiado en Francia, para que pudiera visitar a su familia, de la que lleva tres años separado.

-  El 13 de mayo Reporteros sin Fronteras ayudó a Bisharo Mohammed Waeys, periodista somalí del canal privado de televisión Eastern Televisión Network (ETN), a ponerse a seguro tras ser el blanco de un intento de asesinato. Cuando se dirigía en coche a su domicilio, la presentadora se vio atacada por los disparos de varios hombres armados, y posteriormente recibió advertencias amenazantes por SMS.

-  Reporteros sin Fronteras ha ayudado a un periodista etíope, refugiado en Sudán desde hace más de dos años, a instalarse en lugar seguro, donde podrá presentar una demanda de asilo. El periodista permaneció detenido varios meses, por difamación. Luego, buscado por la policía por sus artículos sobre las elecciones de 2005, se vio obligado a esconderse y huir de su país a pie. Le costó ocho meses llegar a Jartum.

-  Reporteros sin Fronteras contribuyó a la preparación de una conferencia sobre la libertad de prensa en el Maghreb, que se celebró los días 2 y 3 de mayo en Rabat. Se entregó una subvención de 2.000 euros al Working Group on Press Freedom and Free Expresión (WGFENA), organizador del evento.

-  El 29 de abril Reporteros sin Fronteras ayudó económicamente a una periodista cubana refugiada en España, para que pudiera encontrar alojamiento en Madrid. Esta profesional de los medios, que había desencadenado las iras del poder con sus programas críticos con el sistema cubano, ha presentado una demanda de asilo político en España. Ahora tiene que enfrentarse a dificultades económicas, a causa de la lentitud de los trámites, que pueden llegar a durar hasta dos años.

-  El 23 de abril se concedió una bolsa de asistencia a una periodista independiente europea que reside en Tailandia, y se encontraba en una situación muy difícil.

-  Se ha pagado una subvención de 1.000 euros a un periodista chino, corresponsal del sitio informativo con sede en el extranjero Boxun, para que pueda pagar los gastos judiciales. Inculpado por “posesión ilegal de armas” y “alteración del orden público”, le detuvieron porque se negaba a dejar de escribir artículos y hacer reportajes para Boxun.

-  El 21 de abril Reporteros sin Fronteras entregó una bolsa de ayuda a un periodista eritreo, que ha huido a Etiopía. Actualmente se encuentra en un campo de refugiados, desde donde espera que le envíen a un país tercero.

-  El 20 de abril Reporteros sin Fronteras ayudó económicamente a un periodista iraní, que huyó de su país tras ser detenido por las autoridades.

-  El 9 de abril la organización pagó los gastos de hospitalización de una periodista iraquí. Con una hemorragia, fue admitida en una clínica privada de las afueras de Damasco, ya que los hospitales públicos se niegan a atender a los iraquíes que carecen de permiso de residencia. Pocos días antes, Reporteros sin Fronteras había contribuido a pagar los gastos de hospitalización de un periodista iraquí, instalado en Jordania.

-  El 2 de abril se concedieron dos bolsas de ayuda a unos periodistas eritreos refugiados en Sudán, para que puedan alojarse en un lugar seguro. Amenazados en Asmara por sus posicionamientos, se vieron obligados a huir a Jartum, donde siguen estando amenazados por los servicios secretos de su país. La Comisión Sudanesa para los Refugiados les ha pedido que vayan a Wad Sherif, un campo de refugiados que está en Kassala. Esa región, situada en la frontera con Eritrea, es extremadamente peligrosa. Más de cuarenta refugiados han sido secuestrados allí, y devueltos a Asmara.

-  El 27 de marzo de 2008 Reporteros sin Fronteras pagó la cantidad de 1.200 euros en concepto de ayuda económica a la publicación del Periódico de los periódicos, una edición única que reúne a la mayoría de los semanarios independientes del Chad. La publicación, con una tirada de 10.000 ejemplares y vendida a 200 francos CFA, tiene 12 páginas concebidas por los periodistas de seis medios de comunicación (N’Djamena Hebdo, Le Temps, Notre temps, l’Observateur, Le Miroir y la radio FM-Liberté). La edición incluye un alegato por la libertad de prensa en Chad, y especialmente por la derogación de la ley de prensa, aprobada en la ordenanza del 20 de febrero, mientras el país se encontraba en estado de excepción.

-  El 26 de marzo Reporteros sin Fronteras concedió ayuda económica al director de publicación del periódico L’Aurore. En 2004 se refugió en Kampala, Uganda, tras verse perseguido por una milicia en Bukavu, en el este de la República Democrática del Congo (RDC). El periodista y su familia llevan varios años a la espera de poder marcharse a Canadá, y viven con pocos recursos.

-  El 20 de marzo Reporteros sin Fronteras concedió una bolsa de ayuda a un periodista tamul, obligado a refugiarse en Europa. Sus investigaciones abordaban las violaciones de los derechos humanos y las cuestiones políticas de Sri Lanka. El periodista, secuestrado por grupos paramilitares, quedó en libertad gracias a la movilización de la comunidad internacional. Después fue abiertamente amenazado en Colombo donde, a finales del año 2007, muchos periodistas sufrieron intentos de atentados.

-  El 12 de marzo la organización ayudó económicamente al director de publicación de N’Djamena Bi-Hebdo, para que pudiera instalarse en un lugar seguro. Temía por su seguridad cuando estallaron violentos enfrentamientos en N’Djamena entre el ejército regular y un movimiento rebelde. Varios periodistas escaparon entonces a la detención de las fuerzas de seguridad. Tras la batalla se dictó el estado de excepción y las publicaciones privadas de la capital dejaron de publicarse, en señal de protesta por la instauración de un comité de censura.

-  El 7 de marzo Reporteros sin Fronteras concedió una bolsa de ayuda a un periodista iraquí de confesión chiíta, que vive con extremada precariedad en Siria. Colabora con varios medios en Irak, entre ellos Al-Sabah, Al-Mada y Al-Karara. Secuestrado en agosto de 2006, el periodista acusó al Ejército de Mahdi de haber organizado su secuestro. Tuvo que escapar a Bagdad tras sufrir un atentado con bomba, en su domicilio. Como muchos colegas, está en Damasco, donde espera recibir protección del Alto Comisionado para los Refugiados, y vive en condiciones extremadamente difíciles.

-  El 27 de febrero Reporteros sin Fronteras contribuyó a pagar los gastos de abogado del director de Collines de l’Oubangui, Faustin Bambou. El periodista fue condenado en enero de 2008 a seis meses de prisión incondicional, por “incitación a la revuelta”, “difamación” e “injurias”, por publicar un artículo acusando a dos ministros de haber recibido varios millardos de francos del grupo francés Areva. Faustin Bambou quedó en libertad el 23 de febrero pasado, después de ser indultado por el presidente François Bozizé. El dinero de la organización debe servir también para ayudarle a relanzar el periódico.

-  El 25 de febrero Reporteros sin Fronteras entregó una bolsa de ayuda a la familia de un periodista guineano, que lleva un año refugiada en Senegal. La ayuda les permitirá pagar los gastos de escolaridad de sus tres hijos. A la espera de ser reinstalados en un país tercero, el periodista y su familia viven con una precariedad extremada. Está acusado de publicar artículos de prensa injuriosos para el Jefe del Estado guineano y el ejército. Antes de abandonar el país sufrió una violenta agresión de cuatro desconocidos de civil, armados con fusiles automáticos. Fue secuestrado, golpeado y dado por muerto en un montón de basura, en las afueras de Conakry. Después de que intentara denunciar a sus agresores, tres hombres armados invadieron su domicilio, y amenazaron a su esposa. Fue entonces cuando se refugió con su familia en Senegal.

-  El 20 de febrero Reporteros sin Fronteras permitió que un periodista gambiano en el exilio pudiera alojarse en un sitio seguro. Sus artículos, muy críticos con el gobierno, le valieron ser amenazado varias veces. Fue detenido en junio de 2006, y vivía permanentemente vigilado por las autoridades. Se vio obligado a marcharse del país después de que unos militares visitaran su domicilio.

-  El 7 de febrero Reporteros sin Fronteras contribuyó a los gastos hospitalarios de un periodista somalí repatriado en Dubai para ser operado. El 11 de enero de 2008, en Gaalkacyo, al periodista le atacaron cuando regresaba a su casa tras terminar la jornada en la radio donde trabajaba. Dos hombres armados y encapuchados le dieron una paliza. Gravemente herido, tuvo que ser hospitalizado en urgencias.

-  El 6 de febrero Reporteros sin Fronteras proporcionó ayuda económica a un periodista chadiano, falto de recursos desde que tuvo que huir del país e instalarse en un campo de refugiados en Camerún. Poco después de que finalizan los combates en la capital, a principios de febrero de 2008, el profesional de los medios de comunicación escapó a un intento de detención, llevado a cabo por dos hombres con ropa militar, sospechosos de ser agentes de la Inteligencia General. Dos hombres de uniforme y turbante, que circulaban en una moto sin placas de matrícula, se presentaron en su domicilio. Exigieron que los niños que estaban en la casa les dijeran donde se encontraba el periodista, que había abandonado el país poco después del final de los combates.

-  El 5 de febrero Reporteros sin Fronteras concedió una bolsa de ayuda a la familia de un periodista tunecino, detenido en un control de identidad el 26 de noviembre de 2007. El 4 de diciembre le condenaron a un año de prisión incondicional por “desacato a un funcionario en el ejercicio de sus funciones”. La organización sigue movilizada por la víctima, que ha sufrido un auténtico ensañamiento judicial.

-  El 28 de enero Reporteros sin Fronteras corrió con los gastos del desplazamiento de una periodista rusa, que tuvo que escapar urgentemente de Daghestán. Amenazada por las autoridades locales de la ciudad de Kassaviurt, temía por su seguridad en la región, sobre todo después de recibir una citación de la policía. La periodista es conocida por sus artículos denunciando los secuestros de civiles en la República del Caúcaso, y la falta de actuación de las autoridades en esos casos.

-  El 21 de enero Reporteros sin Fronteras entregó una bolsa de ayuda a Lucie Umukundwa, periodista ruandesa exiliada en Francia, para que pudiera escolarizar a sus dos hijos.

-  El 11 de enero, Reporteros sin Fronteras contribuyó a la acogida de un periodista gambiano, amenazado en su país por el gobierno. Detenido y varias veces torturado por las autoridades gambianas, tuvo que abandonar precipitadamente a su familia para refugiarse en un país seguro.

-  El 2 de enero, Reporteros sin Fronteras aportó ayuda económica a un periodista paraguayo en el exilio, cuya familia está amenazada.

2007

-  El 28 de diciembre, Reporteros sin Fronteras concedió una ayuda económica de 600 euros, para que pudiera instalarse en Francia una periodista y escritora iraquí, que ha conseguido el estatuto de refugiada.
-  El 20 de diciembre Reporteros sin Fronteras concedió una bolsa de ayuda a un periodista ruandés en el exilio.
-  El 29 de noviembre Reporteros sin Fronteras contribuyó a pagar los gastos de abogado de un periodista de Bangla Desh.
-  El 27 de noviembre Reporteros sin Fronteras concedió una ayuda a la familia de Norbert Zongo, para ayudar económicamente a la celebración del noveno aniversario del asesinato del periodista.
-  El 21 de noviembre Reporteros sin Fronteras pagó los gastos de transporte y estancia de un periodista eritreo, exiliado en un país vecino.
-  El 30 de octubre Reporteros sin Fronteras envió ayuda económica de urgencia a cuatro periodistas somalíes que habían huido de la capital, Mogadiscio, a causa del clima cada vez más violento para los periodistas.
-  El 18 de octubre Reporteros sin Fronteras financió la confección de una banderola de solidaridad con el periodista encarcelado Moussa Kaka, con vistas a la manifestación por la libertad de prensa, organizada el 20 de octubre en Niamey por la Red de Periodistas por los Derechos Humanos (RJDH).
-  En octubre, Reporteros sin Fronteras ayudó a un periodista birmano, obligado a esconderse en Rangún tras cubrir las manifestaciones pro democráticas.
-  El 2 de octubre Reporteros sin Fronteras ayudó económicamente a las familias de dos periodistas iraníes encarcelados.
-  El 31 de agosto Reporteros sin Fronteras concedió una bolsa de ayuda a un periodista iraquí, que había escapado de Bagdad para refugiarse en Suleimaniya (Kurdistán).
-  El 26 de julio, durante una misión en Sri Lanka, Reporteros sin Fronteras aportó una ayuda económica al diario tamul Uthayan, cuatro de cuyos empleados habían muerto a manos de paramilitares, o de las fuerzas de seguridad. La organización entregó también una bolsa de ayuda a la familia de Subramaniam Ramachandran, corresponsal del diario Yal Thinakural, desaparecido desde el 15 de febrero.
-  El 6 de julio de 2007 Reporteros sin Fronteras concedió una beca de ayuda a un periodista etíope, exiliado en Kenya.
-  El 13 de junio Reporteros sin Fronteras proporcionó ayuda económica a Afzal Khan, un periodista indio que tuvo que huir de su provincia a causa de las amenazas de muerte que le dirigió una milicia progubernamental.
-  El 13 de junio Reporteros sin Fronteras contribuyó al pago de los gastos de abogado de Sun Lin, corresponsal del sitio informativo en chino Boxum, detenido por la policía el 30 de mayo en Nanjing (Este).
-  El 5 de junio Reporteros sin Fronteras aportó una ayuda económica a un periodista gambiano, amenazado de encarcelamiento.
-  Reporteros sin Fronteras y la guía de Lille Chti proporcionaron una ayuda económica que, el 16 de mayo, permitió la reaparición del semanario independiente afgano Kabul Weekly, que llevaba seis meses ausente de los kioskos.
-  El 26 de abril Reporteros sin Fronteras aportó una ayuda económica a dios periodistas kurdos, heridos gravemente en un atentado en 2004.
-  El 12 de abril Reporteros sin Fronteras contribuyó a pagar los gastos de abogado de un periodista ruandés.
-  El 11 de abril Reporteros sin Fronteras concedió una bolsa de ayuda a un periodista eritreo en el exilio.
-  El 6 de abril Reporteros sin Fronteras concedió una beca de ayuda a una periodista iraquí refugiada en Kurdistán, que tiene secuestrada y torturada a una persona cercana.
-  Del 2 al 6 de abril, una delegación de Reporteros sin Fronteras, presente en Irak, facilitó ayuda económica a veinte familias de periodistas asesinados. Las ayudas entregadas proceden de los fondos de apoyo, creados el 20 de marzo de 2006, para ayudar a los padres de periodistas muertos en Irak y pertenecientes a medios de comunicación carentes de medios.
-  El 9 de marzo Reporteros sin Fronteras contribuyó a los gastos de abogado de dos ciberdisidentes chinos encarcelados.
-  El 6 de febrero Reporteros sin Fronteras contribuyó a pagar los gastos de abogado de un periodista de Sierra Leona, para conseguir su puesta en libertad.
-  El 6 de febrero Reporteros sin Fronteras concedió una ayuda económica a un periodista de Costa de Marfil en el exilio
-  El 18 de enero Reporteros sin Fronteras contribuyó a pagar los gastos de abogado de una periodista ruandesa detenida.

2006

-  El 18 de diciembre Reporteros sin Fronteras proporcionó ayuda económica para un periodista eritreano en exilio.
-  El 5 de diciembre Reporteros sin Fronteras proporcionó ayuda económica para la organización de un seminario en Peshawar (Pakistán), con ocasión del primer aniversario del secuestro del periodista Hayatullah Khan. La organización del acto se llevó a cabo junto con la organización colaboradora Tribal Union of Journalists.
-  El 30 de noviembre, Reporteros sin Fronteras envió asistencia al Collectif Norbert Zongo para la organización del 8° aniversario del asesinato del periodista burkinabés.
-  El 30 de noviembre, Reporteros sin Fronteras proporcionó ayuda económica a un periodista burundés para la publicación del periódico Iwacu, lo que permitió relanzar la prensa burundesa.
-  El 15 de noviembre, Reporteros sin Fronteras envió a las familias de seis periodistas birmanos encarcelados el equivalente a tres meses de ayuda a su familiar, y compró espacio publicitario para ayudar a la revista Oodan, publicada por la Burma Media Association.
-  El 10 de noviembre, Reporteros sin Fronteras envió asistencia al testigo clave en el asesinato del periodista Edgar Damalerio. A pesar de las amenazas de muerte, el hombre aceptó testimoniar, lo que permitió la condena del asesino.
-  El 12 de octubre, Reporteros sin Fronteras proporcionó ayuda económica a la viuda de un periodista de Sri Lanka asesinado.
-  El 22 de septiembre, Reporteros sin Fronteras proporcionó ayuda económica a un periodista de Sri Lanka amenazado.
-  El 30 de agosto se asignó una ayuda económica a un periodista congolés obligado a huir en un pais vecino, con su familia.
-  El 11 de agosto, se asignó una ayda económica a un periodista ruandés obligado a huir su pais.
-  El 12 de julio Reporteros sin Fronteras participó en los gastos de organización de la conferencia “La seguridad de los periodistas en las Zonas Tribales” que tuvo lugar en Islamabad, Pakistán. Por iniciativa de la Unión de Periodistas de las Zonas Tribales (TUJ), colaboradora de Reporteros sin Fronteras, la reunión permitió que a este sindicato le escucharan parlamentarios, personalidades y periodistas de la capital paquistaní.
-  El 30 de junio, se asignó une ayuda económica equivalente de un mes de sueldo.
-  El 23 de junio Reporteros sin Fronteras, junto con la ONU y la organización Periodista en Peligro (JED), organizó el traslado y pagó el alojamiento de un periodista congoleño de la ciudad de Mbuji Mayi, desplazado a Kinshasa para que le hicieran un scanner, después de que le agredieran violentamente en una manifestación.
-  El 9 de junio se envió ayuda económica a la Asociación de Periodistas de Sierra Leona, con el fin de pagar la tinta necesaria para imprimir durante varios meses algunos periódicos de Freetown. En 2005 se había aportado una ayuda similar para comprar papel.
-  El 6 de junio se asignó una ayuda económica a unos periodistas indonesios, heridos en el reciente terremoto.
-  El 17 de mayo, Reporteros sin Fronteras pagó los gastos médicos de un periodista tunecino, que lleva varias semanas en huelga de hambre.
-  A principios de mayo, la organización que colabora con Reporteros sin Fronteras en Somalia recibió una ayuda para asegurar a su personal, víctima de la reanudación de los conflictos en el país.
-  El 16 de abril se entregó dinero a un fondo filipino, para pagar los gastos de abogado de la familia de Marlene Esperat, una periodista asesinada en 2004.





¿Quienes somos?

Contactenos
en el mundo

Informe de actividad 2005
I. La situación de la libertad de prensa en el mundo en 2006
II. El año 2006
III. Las formas de actuación de Reporteros sin Fronteras
IV. Cómo ayudarnos
V. Reporteros sin Fronteras en Francia y en el mundo

Cuentas 2006
Estructura de cargas y productos
Consulta de las cuentas

Publicaciones
La vuelta al mundo de la libertad de prensa