Afrique Ameriques Asie Europe Moyen-Orient Internet
 
Naciones unidas30.03.2007

4a sesión del consejo de derechos humanos: un balance muy decepcionante

“Una vez más, el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas no ha estado a la altura de las tareas que tiene encomendadas. Como todos los defensores de los derechos humanos, no sentimos profundamente decepcionados de que este órgano siga sin conseguir llevar a cabo la misión para la que fue creado”, ha declarado Reporteros sin Fronteras. “Los Estados que han votado a favor de que se abandone el estudio de la situación de los derechos humanos en Irán y Uzbekistán deberían sentirse avergonzados de arrojar así a las mazmorras miles de denuncias de víctimas, dirigidas al Consejo. Acaban de hacerse culpables de una denegación de justicia”.

“Después de la moción de “no acción”, utilizada a comienzos del año 2000 por China entre otros, ahora es el procedimiento 1503 el que permite que algunos Estados escapen a todo tipo de condenas. Es urgente remediar esta escandalosa situación”, ha añadido la organización de defensa de la libertad de prensa.

El procedimiento 1503 va destinado al examen de comunicaciones confidenciales dirigidas al Alto Comisariado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Se trata esencialmente de comunicaciones redactadas por víctimas, sus familias o sus allegados, así como por organizaciones no gubernamentales. En los casos de Irán y Uzbekistán, Naciones Unidas ha recibido miles de denuncias.

Pero, el pasado 26 de marzo, 25 de los 47 Estados miembros del Consejo de Derechos Humanos votaron a favor de abandonar el examen de la situación de los derechos humanos en Irán y Uzbekistán, negándose así a dar continuidad a las denuncias efectuadas por las víctimas. La mayoría de los Estados africanos votaron a favor. Brasil, Ecuador, Japón y Corea del Sur se abstuvieron. México y Suiza se abstuvieron en lo relativo al examen de la situación en Irán. Los Estados miembros votaban sobre la base de una recomendación del Grupo de Trabajo de las Situaciones, favorable a que se pusiera fin al examen de la situación en ambos países. Una recomendación que impulsaron tres países miembros del Grupo de Trabajo de las Situaciones (Azerbaiyán, Bangladesh y Zimbabue), mientras que se opusieron los otros dos (Argentina y Francia).

Las organizaciones de defensa de los derechos humanos señalan frecuentemente a Irán y Uzbekistán. Los dos países violan masivamente los derechos de los periodistas, y sus dirigentes figuran en la lista de los “predadores de la libertad de prensa” establecida por Reporteros sin Fronteras.