Víctimas de la guerra
Desde el inicio de la guerra han muerto 16 colaboradores y 40 periodistas, 10 han resultado heridos y 4 se dan por desaparecidos.

communicados - Informes

2.05 - Irak
Finalmente el ejército norteamericano abre una investigación sobre los disparos de sus tropas contra unos periodistas de ITN
Reporteros sin Fronteras se felicita por la apertura de una investigación sobre la muerte de Terry Lloyd y la desaparición de Fred Nerac y Hussein Othman, de ITN (foto), en el sur de Irak. La organización espera que esta investigación norteamericana, aunque tardía, permita obtener noticias de los dos periodistas, desaparecidos desde hace más de un mes.

19.09 - Irak
Desaparición de Nérac: la investigación continúa
19.05 - Irak
Con ocasión del Consejo de Ministros europeos de Asuntos Exteriores y Defensa, algunos periodistas se movilizan para acelerar las investigaciones en torno a Fred Nérac, desaparecido en Irak desde hace 58 días.
13.05 - Iraq
Reporteros sin fronteras sorprendida por la negativa de las autoridades británicas a abrir una investigación sobre la desaparición de Fred Nérac y Hussein Othman, de ITN
7.05 - Irak
Cuando se cumplen 47 días de la desaparición de los dos periodistas de ITN en Irak, Reporteros sin Fronteras pide al Ministerio de Defensa británico que active sus investigaciones
7.05 - Iraq
Au 47e jour de la disparition des deux journalistes de ITN en Irak, Reporters sans frontières demande au ministère britannique de la Défense d’activer ses recherches
9.04 - Irak
Alegaciones de crímenes de guerra
Reporteros sin Fronteras pide de nuevo una investigación internacional, objetiva e imparcial de la Comisión Internacional Humanitaria de Establecimiento de los Hechos
8.04 - Irak
Reporteros sin Fronteras acusa al ejército norteamericano de usar deliberadamente a los periodistas como blancos
8.04 - Irak
Reporteros sin Fronteras indignada por el bombardeo de Al-Jazira en Bagdad
31.03 - Irak
Reporteros sin Fronteras está preocupada por la forma en que las fuerzas anglo-norteamericanas tratan a los periodistas que cubren la guerra de Irak
28.03 - Guerra en Irak
Reporteros sin Fronteras hace un llamamiento a los beligerantes para que ayuden a encontrar a los nueve periodistas desaparecidos desde el inicio del conflicto
26.03 - Estados Unidos
Al-Jazira es el único canal excluido del New York Stock Exchange
26.03 - Irak
Reporteros sin Fronteras pide a Tommy Franks la apertura de una investigación sobre la muerte de un periodista, y la desaparición de otros dos colegas suyos
25.03 - Irak
Dos periodistas muertos, dos heridos y otros dos dados por desaparecidos
19.03 - Crisis iraquí
Reporteros sin Fronteras pide a las autoridades norteamericanas que garanticen la libertad y la seguridad de los periodistas
25.02 - Iraq
Los medios de comunicación iraquíes: 25 años de represión sin fallos

hora por hora
18.06 - El Pentágono, satisfecho, piensa repetir la incorporación de periodistas
La portavoz en jefe del Ministerio de Defensa, Victoria Clarke, anunció que el Pentágono está muy satisfecho de la incorporación, a las tropas norteamericanas, de cerca de 700 periodistas durante la guerra de Irak. "Tengo la suficiente confianza como para decir que la gente ha apreciado de tal manera el procedimiento, que querrían que se repitiera", declaró Victoria Clarke el 17 de junio de 2003, en un coloquio sobre el tratamiento de la información durante la guerra de Irak. Por otra parte, la portavoz del Pentágono añadió que en el futuro sería deseable que se incorporaran más periodistas y, en particular, periodistas extranjeros. Los periodistas presentes manifestaron haber apreciado mucho la incorporación, que les permitió acceder directamente a las líneas del frente y ampliar su campo de visión. Muchos periodistas de televisión explicaron que estar embarcados con los Marines supuso una gran ventaja, para "ampliar los ángulos de cobertura del campo de batalla", y también para "evitar al máximo la censura". Sin embargo, según Bob Franken, periodista de CNN, él y otros colegas embarcados tuvieron que matizar sus reportajes, a causa de su fidelidad a los militares norteamericanos. Para Marvin Kalb, ex periodista de la televisión y profesor en la Universidad de Harvard, "todo el mundo ha tenido la suerte de que el sistema funcionara. Por otra parte, eso ocurrió porque la guerra fue muy corta. Si la guerra hubiera sido más larga, y las pérdidas norteamericanas más numerosas, estoy convencido de que no sería tan pronunciado el entusiasmo que el Pentágono tiene hoy por el embedding".
Consultar todas las noticias

Cronica de JM Charon

Jean-Marie Charon es investigador en el Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS). Es sociólogo, especialista en medios de comunicación. Ha publicado varias obras y artículos sobre la práctica del periodismo. Uno de sus últimos libros -"Un secreto tan bien violado- La ley, el juez y el periodista", se publicó en Seuil, en 2000. Cada día publica, en el sitio de Reporteros Sin Fronteras, una crónica sobre la cobertura mediática de la guerra en Irak, y el tratamiento de la información.

¡Periodista !
(18.04.2003) Ocurrió hace solamente unos días. Las fuerzas norteamericanas se disponían a emprender el asalto del "nido del águila", Tikrit. El primer intercambio de disparos no dejó de sorprender, porque enfrentó a una vanguardia iraquí con...un equipo de televisión. (...)

Documentos de referencia
Declaracion sobre la seguridad de los periodistas en situación de conflicto armado
Estadísticas de los periodistas muertos desde 1992
Extracto del Protocolo Adicional a los Convenios de Ginebra relativo a la Protección de los periodistas
Extracto del Convenio de Ginebra relativo al trato debido a los prisioneros de guerra
Acuerdo de Adhesión al Reglamento establecido por el Mando Terrestre de las Fuerzas de Coalición (CFLCC), destinado a los Medios de comunicación.
Escaneando

La prensa egipcia entre dos fuegos

15.04 - En el momento del desencadenamiento de la guerra anglo-norteamericana contra Irak, la enorme maquinaria mediática egipcia recibió como principal instrucción gubernamental la de evitar cualquier cobertura que pudiera contribuir a reavivar la emoción de la población, ya en ebullición, o a atentar contra las relaciones "estratégicas" entre El Cairo y Washington.

La ayuda anual norteamericana a Egipto, la más importante después de la concedida a Israel, se estima en 1,8 millardos de dólares. Aparte de esta ayuda, concedida tras la firma de los acuerdos de Camp David entre Egipto e Israel en 1979, la administración norteamericana prometió, justo antes de atacar a Irak, que aportaría una ayuda suplementaria a sus aliados en la región, entre ellos al gobierno egipcio.

"Evitad presentar este conflicto como una agresión contra el pueblo iraquí, y a los civiles mártires como a mártires, y no olvidéis nunca recordar que sobre Saddam Hussein recae la mayor parte de la responsabilidad en todos los males que afectan a Irak".

Estas son algunas de las instrucciones recibidas por los redactores jefes de la prensa gubernamental y de la que gravita en torno al poder, cuenta el director de un periódico egipcio, que quiere guardar el anonimato.

Desde el comienzo de la guerra, la aplicación de esas instrucciones ha suscitado reacciones muy críticas en todo el país. Muy pronto, El Cairo revisó su estrategia de comunicación, con la esperanza de reducir el abismo que separa al poder de una población cada vez más pro-iraquí, y más hostil con el Tio Sam y sus aliados de la región.

Una de las reacciones más mordaces con la actitud del poder frente a la guerra anglo-norteamericana contra Irak, la ha protagonizado un grupo de intelectuales, de diferentes tendencias. Algunos de ellos, como Mohamed Sid Ahmed, Salama Ahmed Salama y el islamista Fahmy Howeidi son ,desde hace mucho tiempo, cronistas del diario oficioso Al Ahram.

"Es una agresión colonial", declaran 28 intelectuales de renombre en respuesta al Presidente Hosni Mubarak, que el 19 de marzo acusó a su homólogo iraquí de haber preparado el terreno para la intervención militar norteamericana en la región, al invadir Kuwait en 1990.

Esta es la primera vez que un grupo de intelectuales expresan públicamente su desacuerdo con el rais egipcio, desde su llegada al poder en 1981. Pero esta postura, publicada por el periódico de la oposición Al Arabi el 23 de marzo, fue silenciada por la mayoría de los medios de comunicación egipcios.

Otra reacción, no menos crítica con el poder, fue la expresada por un grupo de periodistas del diario Al Ahram que, a pesar de su carácter estatal, en ocasiones ofrece mucha más diversidad de opiniones que algunos periódicos de la oposición.

"La historia de Al Ahram es mayor que el apoyo de Estados Unidos", declaran esos periodistas airados, en una carta dirigida a Ibrahim Nafie, director del grupo de prensa Al Ahram y, a la vez, presidente del Sindicato de Periodistas Egipcios y de la Federación Arabe de Periodistas, que está más cerca de los gobernantes que de los reporteros árabes.

En la carta, publicada en el periódico de la oposición Al Ahali el 26 de marzo, acusan a la dirección de Al Ahram de haberse alineado "sin debate ni comentario" con la postura de la administración norteamericana, cuyos principales arquitectos son "algunos sionistas y halcones de la extrema derecha de Estados Unidos".

"Es habitual que el gobierno pida a Al Ahram que diga lo que él no se atreve a decir", declaró Fahmy Howeidi.

El semanario Cairo Times, de fecha 10 de abril, cita una fuente anónima de Al Ahram según la cual a los periodistas se les pidió que evitaran criticar al presidente George W. Bush. "El gobierno no tolera ninguna crítica directa de Bush, y desea que el tono de la cobertura se suavice. Después de todo, Estados Unidos es un país amigo", declara la fuente que quiere permanecer anónima.

La actitud de Al Ahram, que recientemente batió un record en materia de entrevistas con responsables norteamericanos y británicos, contrasta con la de la mayor parte de los periódicos egipcios, algunos de los cuales no han dudado en dar pruebas de anti-americanismo, llamando a Bush de todo.

La creciente hostilidad contra Estados Unidos y los regímenes árabes, expresada en manifestaciones casi diarias en un país que se encuentra en estado de emergencia desde hace 22 años, ha terminado por obligar al poder a apartar la vista de las acerbas críticas de dirigentes norteamericanos y británicos, aparecidas en la prensa escrita.

Incluso la prensa audiovisual que, al comienzo de la guerra, siguió al pie de la letra las instrucciones gubernamentales, después ha intentado mostrar una actitud relativamente crítica frente a la invasión anglo-norteamericana. Pero sus esfuerzos no se han visto coronados por el éxito.

"Comparada con la de otros canales por satélite, ha sido muy débil la cobertura mediática de los canales locales y por satélite egipcios", estima Safwat Al-Alem, profesor en la Facultad de Información de la Universidad de El Cairo.

El entusiasmo de los telespectadores egipcios por canales como Al-Jazira no cesa de dar vueltas de tuerca a los responsables egipcios, y de obligarles a hacer pequeñas concesiones en materia de libertad de prensa.

Pero la detención de periodistas, y la violencia ejercida por la policía contra algunos de ellos, durante las recientes manifestaciones contra la guerra, ponen de manifiesto hasta qué punto el poder egipcio continua estando en contra del libre ejercicio de la profesión. Incluso aunque a veces demuestre mayor inteligencia, en materia de comunicación con la prensa, que la mayoría de los regímenes autoritarios de la región.

Kamel Labidi

Periodista tunecino en El Cairo



otros escaneandos
Un "no incorporado" denuncia las actitudes norteamericanas e iraquíes
La guerra en directo - reflexiones de Georges Leclere
"Sensaciones fuertes" para periodistas "incorporados"
Guerra de imágenes : testimonio de Patrick Baz en France-Info
En Jordania "hay que pedir permiso para todo"
Trabajar en Bagdad : obligaciones y riesgos
Las cadenas de televisión estadounidenses pregonan su patriotismo
Bagdad : una libertad muy vigilada
Enseñarlas o no
Embarcados, si no...¡desembarcados !