Afrique Ameriques Europe Moyen-Orient Internet Nations unies
 
China12.05.2003

Vivir peligrosamente en la Net
Censura y vigilancia de los foros de discusión de Internet

Sin ninguna duda, Internet es el medio de comunicación más libre en Chine. En algunos foros de discusión ("Lun Tan" en mandarín) se pueden leer puntos de vista que ningún periódico se atrevería a publicar en el correo de los lectores. Sin embargo, esta libertad de tono está muy bien enmarcada, tanto por los responsables de los sitios de Internet que tienen foros de discusión, como por los servicios de seguridad que han creado, en todo el país, servicios especializados en la vigilancia de las redes.

Los sitios informativos, ya sean privados o estatales, entre ellos sina.com.cn, xinhuanet.com, yahoo.com.cn o tom.com, han instalado un sistema de filtros que permite excluir sistemáticamente los mensajes de los internautas que contienen palabras prohibidas por las autoridades. A continuación, los webmasters de los foros de discusión están encargados de limpiar el sitio de los mensajes no conformes a las reglas impuestas por el Estado, sobre el contenido de la información. Los sitios también pueden decidir excluir a un internauta, considerado "políticamente incorrecto" o demasiado vulgar. Finalmente, el Estado ha creado, en el Departamento de Seguridad Público, unos equipos que vigilan a los elementos "subversivos" que actúan en la Red china. En última instancia, les detienen. Este gigantesco trabajo de censura y vigilancia emplea, según varias estimaciones, a cerca de treinta mil personas.

La política de autocensura está legalizada en dos textos. El primero, promulgado en noviembre de 2000 por el Ministerio de la Industria de la Información, define los contenidos prohibidos en los foros de discusión, y restringe la difusión, en el Internet chino, de informaciones de los medios de comunicación extranjeros. El segundo es el "Pacto de autodisciplina" que la Asociación China de Internet sometió a los operadores, el 16 de marzo de 2002. Los sitios de los medios de comunicación oficiales, y luego las empresas de Internet, tanto chinas como extranjeras, firmaron el texto por el que se comprometen a "no producir ni difundir documentos perjudiciales, ni informaciones que puedan poner en peligro la seguridad nacional y la estabilidad social; a no infringir las leyes ni los reglamentos, ni a extender falsas noticias, supersticiones ni obscenidades". El texto prevé igualmente "la cooperación de los sitios en la lucha contra la cibercriminalidad y el no respeto de los derechos de propiedad intelectual".

Reporteros sin Fronteras, ayudada por una periodista del servicio chino de la BBC World Service, he llevado a cabo una investigación, durante un mes, en los foros de discusión. Haciéndose pasar por un internauta chino, el investigador ha podido determinar con precisión las técnicas de censura de los foros de discusión, y la naturaleza de las informaciones prohibidas en los sitios chinos.

Filtros, limpieza y vigilancia en los foros de discusión

Los principales sitios informativos disponen de foros de discusión muy frecuentados, que pretenden ser "espacios de expresión libre". Durante el día, y hasta muy tarde por la noche, decenas de miles de internautas chinos se conectan a esos foros, de las temáticas más diversas (actualidad internaciona y nacional, y encuentros). Chatear en el foro es una práctica muy normal para los cuarenta y cinco millones de chinos que, se supone, están conectados a la Red. Así, el 4 de abril, en xinhuanet.com, el único foro dedicado a la guerra en Irak, se pusieron en línea más de novecientos mil mensajes. Por su parte, un portavoz de sina.com.cn afirmó a Reporteros sin Fronteras que los doscientos foros del sitio atraen diariamente a más de cuatro millones de internautas.

Los foros de discusión chinos utilizan un sistema de filtros que les permiten seleccionar los mensajes en dos categorías: los que contienen palabras prohibidas, y el resto. Los primeros se desvían sistemáticamente. Ni siquiera aparecen en el foro a pesar de que, de forma automática, el gestor del foro anuncia: "Su mensaje ha sido aceptado, pero va a ser revisado por nuestro equipo. Por tanto, pasarán algunos instantes antes de que su mensaje pueda ser visto por los demás internautas" (mensaje del sitio xinhuanet.com). Esos mensajes censurados tienen que revisarlos los webmasters de los sitios, para verificar si su contenido merece realmente ser prohibido para los internautas. Pero es muy raro que un mensaje "filtrado" se vuelve a meter después, de forma manual, en el foro. "Raramente tenemos tiempo de hacerlo", nos explicó un responsable de los foros de discusión de sina.com.cn. Sin embargo, en los foros de discusión se pueden encontrar mensajes "políticamente correctos" que, por ejemplo, critican al movimiento espiritual Falungong, mientras que se filtra esa palabra.

El 11 de marzo, apareció en el foro de discusión de sina.com.cn un mensaje conteniendo una lista aproximada de las palabras censuradas. El internauta, está claro, tomó la precaución de cortar cada una de las palabras con un asterisco, para que los filtros no bloquearan la lista. En ella se encontraban "4 de junio" (fecha de la masacre de la Plaza Tiananmen en 1989), "derechos humanos", "independencia de Taiwan", "pornografía", "sexo oral", "BBC" y "Falungong". El mensaje fue retirado al cabo de pocos minutos.

Resultados de los mensajes enviados que demuestran la existencia de filtros

Fecha y hora GMT Contenido del mensaje Sitio de Internet Puesto en línea Tiempo en línea
SI/NO
20 de marzo a las 12 horas Carta a Hu Jintao sina.com.cn No
sobre cierre revista

20 de marzo a las 13 horas Carta a Liu Yunshan sina.com.cn SI 1 minuto
(jefe de propaganda)
sobre cierre revista

Por tanto, los mensajes que no contienen palabras prohibidas aparecen en el foro. Los pueden ver todos los internautas conectados. Pero un grupo de "Ban Zhu" (webmaster del foro) está encargado de verificar su contenido. Permanentemente, dos o tres webmasters escrutan y, al mismo tiempo, animan los foros. No son policías, ni siquiera empleados encargados de depurar los sitios. Se trata principalmente de jóvenes, a veces estudiantes y a menudo voluntarios, que prestan su tiempo a los foros de discusión. Sin embargo, tienen poder para limpiar los foros de mensajes considerados indeseables. Por encima de los "Ban Zhu" se encuentran los "Guan Li Yuan" (administrador del foro), que tienen la responsabilidad de garantizar el buen estado de los foros. También tienen poder para suspender o prohibir a los internautas considerados vulgares o políticamente incorrectos. Un responsable de sina.com.cn nos aseguró que él prefiere advertir antes al internauta, con un mensaje electrónico. Si no mejora su comportamiento, le suspende durante una semana.

El último eslabón de esta cadena de control son los servicios de vigilancia de Internet, establecidos en los departamentos provinciales de la seguridad pública. Es muy difícil conseguir información oficial sobre el número de funcionarios, policías e informáticos, empleados por esta ciberpolicía.

Censurado el 70% de los mensajes polémicos

Más del 60% de los mensajes enviados durante esta investigación aparecieron en los foros de discusión. El porcentaje baja al 55% cuando se trata de mensajes con contenido polémico. De ese 55%, más de mitad fueron retirados por los webmasters encargados de vigilar los sitios. En resumen, los sitios solo aceptaron el 30% de los mensajes polémicos.

El rigor en el control de los mensajes varía, según los sitios de Internet. En xinhuanet.com, que depende de la agencia oficial de prensa, los mensajes sólo aparecen pasados unos minutos. Lo que, teóricamente, deja tiempo para que los webmasters puedan realizar un control en tiempo real de los mensajes puestos en línea. Ninguno de los mensajes críticos con el gobierno llegó a las páginas del foro de xinhuanet.com, mientras que el 50% de esos mensajes aparecieron en las páginas de sina.com.cn. En el foro de sina.com dedicado a los medios de comunicación y a la actualidad, los animadores del foro pueden incluso llegar a incitar al debate sobre temas que, sin embargo, se consideran delicados. Así, el 14 de marzo, fue un "Ban Zhu" del sitio quién colocó un texto sobre el cierre temporal de una revista liberal de Cantón.

Para comprobar esta diferencia, el investigador puso, el 26 de marzo, un texto sobre la cobertura de los medios de comunicación chinos de la guerra de Irak, en el que se preguntaba sobre las posibilidades que tendrían los periodistas chinos de cubrir, con tanta libertad, un gran acontecimiento en China. El mensaje apareció en yahoo, sohu y sina, pero fue rechazado en xinhuanet.

Los sitios de Internet más abiertos son empresas comerciales. La competencia en el sector lleva a sus dirigentes a rebasar los límites de la censura. Para atraer a la juventud (el 40% de los internautas chinos tienen menos de 24 años, según el Instituto Nielson/Net Ratings), hay que ser moderno y dejar que se expresen posturas liberales. Y así, en los foros de los sitios 163.net y sina.com, se pueden encontrar webmasters que incitan a los internautas a debatir abiertamente. En cambio, son más sigilosos los intercambios en los sitios de los grandes medios de comunicación oficiales, entre otros el Diario de las Noticias de Pekín (bdj.com.cn) y la agencia China Noticia (xinhuanet.com), y en ellos no aparece ninguna crítica directa.

Temas delicados prohibidos

Para llevar a cabo la investigación, Reporteros sin Fronteras estableció un baremo del grado de "subversión" de los mensajes puestos en línea en los foros. Los mensajes de grado 1, que no contienen ninguna crítica al gobierno, pasan el filtro sin dificultad y luego aparecen en el foro. En cambio, los mensajes de grado 10, que incluyen críticas o reivindicaciones directas, dirigidas a las autoridades de Pekín, tienen un tiempo de duración nulo, o muy limitado en los foros. Los textos de grado 7 y 8 tocan temas políticos delicados, pero no contienen críticas directas. Más del 70% de esos mensajes pasan los filtros, y su duración es netamente mayor. Los grados 5 y 6 se refieren a mensajes puntuales sobre temas de actualidad. Cerca del 80% de ellos aparecen sin ninguna dificultad en los foros. Solo los filtros del sitio xinhuanet.com bloquean más del 50% de esos mensajes.

El 10 de marzo, el investigador consiguió colocar un mensaje de grado 10 en el foro de Chuan Mei Lun Tan (Foro de los medios de comunicación) de sina.com.cn. El texto pedía explícitamente la liberación de la joven internauta Liu Di, y criticaba el sistema judicial. Pasó el filtro porque no contenía palabras prohibidas, y permaneció en línea durante 2 horas y 20. Más de setenta internautas tuvieron tiempo de leerlo.

El estudio ha demostrado que los webmasters censuran en prioridad los mensajes que critican al gobierno. El 14 de marzo, el investigador puso en línea en sina.com.cn un texto corto sobre la prohibición de la revista Ershiyi Shiji Huanqiu Baodao (El Mensajero mundial del siglo XXI), por haber publicado una entrevista con un ex dirigente reformista. Apareció en el foro. Pocos minutos después, el mismo foro rechazó un mensaje criticando la prohibición. En la confusión, se envió a sina.com.cn otro texto pidiendo el levantamiento de la sanción. El mensaje apareció, pero fue retirado a los pocos minutos. Los foros de discusión dejan, por tanto, que los internautas publiquen informaciones sobre determinados temas delicados, pero no toleran ninguna crítica de las decisiones del Partido Comunista.

El 17 de marzo, el investigador envió al foro de sina.com.cn un mensaje titulado "La dirección ha cambiado, salvo una persona", que se preguntaba sobre el mantenimiento, en la Comisión Central del Ejército, del ex presidente Jiang Zemin. El texto apareció durante cuarenta minutos. El mismo mensaje duró aun menos en tom.com. Igualmente, un mensaje corto en el que se daba la dirección de Internet de la emisora internacional Radio Free Asia, se mantuvo en línea durante una hora, mientras que la radio está permanentemente interceptada por las autoridades chinas, y su sitio de Internet se encuentra bloqueado.

Seguimiento de los mensajes puestos en línea en los foros de discusión

Fecha y hora GMT Contenido del mensaje Sitio de Internet Puesta en línea Tiempo en línea
SI/NO
3 de marzo a las 12 horas Petición de elecciones Sina.com.cn SI 14 minutos
libres
4 de marzo a las 14 horas Falta de debate en China Foro Irak de SI 1 hora 40 minutos
sobre la guerra en Irak Sina.com.cn
10 de marzo a las 14 horas Preocupación por Liu Di Xinhuanet.com NO
10 de marzo a las 14 horas Preocupación por Liu Di Sina.com.cn SI 2 horas 20
11 de marzo a las 11 horas Liberar a Huang Qi Sina.com.cn SI 40 minutos
11 de marzo a las 15 horas Crítica del sistema judicial BJYD SI No lo quitaron
12 de marzo a las 12 horas Problema de la justicia en Xinhuanet.com SI No lo quitaron
China
14 de marzo a las 13 horas Levantar la prohibición Sina.com.cn SI Menos de dos
de una revista minutos
14 de marzo a las 15 horas Entrevista con el líder Sina.com.cn NO
reformador Li Rui
17 de marzo a las 11 horas Llamamiento a nuevos Xinhuanet.com NO
líderes
17 de marzo a las 15 horas Jiang Zeming sigue en el Tom.com SI 37 minutos
poder
17 de marzo a las 15 horas Jiang Zeming sigue en el Sina.com.cn SI 49 minutos
poder
17 de marzo a las 17 horas Debate sobre la guerra en Sina.com.cn SI 9 minutos
Irak
18 de marzo a las 14 horas Dirección del sitio de Sina.com.cn SI 1 hora
Radio Free Asia
20 de marzo a las 12 horas Carta a Hu Jintao sobre Sina.com.cn NO
prohibición revista
20 de marzo a las 13 horas Carta a Liu Yunshan sobre Sina.com.cn SI 1 minuto
prohibición revista
10 de abril a las 16 horas "Neumonía ¿quién tiene Sina.com.cn NO
tiene la culpa?"

Libertades limitadas para los comentarios sobre la guerra en Irak y la neumonía atípica

Por primera vez en la historia de los medios de comunicación públicos chinos, han cubierto en directo el desencadenamiento de un conflicto internacional. Pero los comentarios de los periodistas reflejaban la postura del gobierno, opuesto a la guerra. Por su parte, los principales sitios informativos chinos de Internet difundieron un gran número de despachos, especialmente los de la agencia oficial Xinhua. Los foros de discusión se llenaron de cientos de miles de comentarios, en su mayoría en contra de Estados Unidos. En cambio, estuvieron bloqueados o secuestrados los comentarios críticos con la postura china. El 17 de marzo, uno de los mensajes de Reporteros sin Fronteras fue retirado de un foro, por cuestionar la forma en que los medios de comunicación cubrían la guerra.

La epidemia de neumonía atípica también es un tema censurado. El gobierno intenta impedir, a cualquier precio, que aparezcan en los medios de comunicación, y sobre todo en Internet, informaciones independientes. Igualmente, están mal vistas en los sitios las críticas de la gestión de la crisis por el gobierno, dirigido por Wen Jiabao. El 10 de abril, el investigador envió un mensaje conteniendo la palabra "neumonía" a un foro de sina.com.cn, en el que simplemente pedía al gobierno chino que trabajase mano a mano con Hong Kong, para yugular la epidemia. El mensaje no apareció. Cinco días más tarde, se envió a ese sitio otro mensaje relativo a la neumonía atípica. De nuevo fracasó. Parece que las autoridades han pedido a los sitios que añadan el término "neumonía atípica" a la larga lista de palabras prohibidas. Por tanto, no se puede ver ninguna crítica en los foros más frecuentados. En cambio, algunos internautas, presumiblemente a las órdenes, sí difundieron el punto de vista de las autoridades, que hasta el 18 de abril se resumía en "Gracias al duro trabajo de las autoridades sanitarias, la enfermedad está siendo controlada". Un mensaje, fechado el 10 de abril, acusaba sucesivamente a Hong Kong, los periódicos liberales de Cantón y los medios de comunicación extranjeros, de difundir rumores sobre la neumonía atípica.

A principios de abril, algunos responsables de sitios de Internet confirmaron a los periodistas extranjeros que el gobierno había dado órdenes para que se tratara con extrema precaución el tema de la neumonía. Zhang Zhongying, del sitio Diario del Pueblo, declaró a la Agencia France-Presse que se habían impuestos algunas "reglas". Por su parte, un ejecutivo del sitio comercial sohu.com explica que "se pueden poner en línea los mensajes positivos, pero no los negativos".

Listas negras de Internautas

El 12 de marzo, el investigador de Reporteros sin Fronteras se vio prohibido en todos los foros de discusión de sina.com, tras haber enviado un mensaje pidiendo la liberación del webmaster Huang Qi. El mensaje, titulado "Liberar a Huang Qi", no contenía ninguna palabra filtrada y, por tanto, pasó la primera barrera. Después apareció durante cuarenta minutos en el foro de sina.com.cn. Cuarenta internautas pudieron leerlo. Pero, pasados esos cuarenta minutos, fue secuestrado por el webmaster y la dirección empleada por Reporteros sin Fronteras pasó a la lista negra. Al internauta le avisaron: "Su número de identificación no es válido, inténtelo de nuevo". Esta práctica de prohibición se confirmó durante la entrevista con un responsable de sina.com.cn. Claro que, como el investigador de Reporteros sin Fronteras tenía una dirección del extranjero, seguramente la policía no abrió una investigación para intentar identificar al internauta.

Sea como sea, para un internauta residente en China o en el extranjero sigue siendo posible inscribirse en un foro de discusión, con una identidad falsa. Los sitios piden el nombre, el sexo, la dirección electrónica, los números de teléfono y el número de un documento de identidad.

Algunos internautas denuncian abiertamente la censura y las sanciones. Frecuentemente, aparecen mensajes del tipo: "Querido webmaster, ¿por qué has censurado o secuestrado mi mensaje?". Estas pruebas molestas de una censura permanente también se retiran, al cabo de algunos minutos.

Los foros de discusión. Trampas para internautas

En abril de 2003, la agencia oficial China News Service anunció en su sitio de Internet que una internauta de 17 años, identificada con el nombre de Zheng, había sido detenida el 27 de marzo, por poner en línea "mensajes perjudiciales", de los que la agencia no precisó más, en algunos foros de discusión de Internet. A la joven se la buscaba activamente desde diciembre de 2002, fecha en la que comenzó a publicar, con el seudónimo "Sini" (la hija), "mensajes contrarios a le ley". Zheng fue identificada por la policía de la provincia de Jiangxi (sur del país), que comunicó a los servicios de seguridad de Xinmi (provincia de Henan) su presencia en la ciudad. La internauta fue entonces detenida, mientras navegaba por la Red en un café de Internet de la ciudad.

Ya en la primavera de 2001, el comerciante Liu Weifang fue condenado por un tribunal de la provincia de Xinjiang (Noroeste), a tres años de cárcel por "subversión". Estaba acusado de publicar en los foros de discusión, en 2000 y 2001, varios artículos muy críticos con el Partido Comunista Chino, y con las reformas económicas emprendidas por el gobierno. A pesar de haber utilizado el seudónimo Lgwf, la policía consiguió identificarle. Algunos meses más tarde, el disidente Wang Jinbo fue condenado a cuatro años de cárcel, por haber puesto en línea en un foro un mensaje pidiendo al gobierno que revisara su postura sobre el movimiento estudiantil de junio de 1989.

El 7 de noviembre de 2002, en víspera de la inauguración del décimosexto Congreso del Partido Comunista Chino, Liu Di, una estudiante de 22 años, fue detenida en el campus de la Universidad de Pekín. Su familia no fue informada de la detención hasta que la policía acudió al domicilio para efectuar un registro, incautándose de sus notas, sus libros y su ordenador. El padre de Liu Di explicó a Reporteros sin Fronteras que no entiende por qué han encarcelado a su hija, que firmaba sus mensajes en los foros de discusión como "El ratón inoxidable". "Adoraba navegar por Internet para buscar informaciones. Pero estaba frustrada por la falta de libertad en Internet, y quizá manifestó críticas o sarcasmos, aunque sin pensar nunca en las consecuencias de esos mensajes", explicó. A su familia todavía no le han autorizado a verla. Las autoridades le acusan de haber "puesto en peligro la seguridad nacional", y afirman que quieren "presionarla", manteniéndola detenida en secreto.

El gobierno ya no esconde que ha instalado, en todo el territorio de China, una ciberpolicía capaz de localizar a los internautas desviados, identificarles y detenerles. Frecuentemente, esta "caza a los internautas", que moviliza a decenas de agentes de los ministerios de Seguridad Pública y Seguridad del Estado, es también una advertencia dirigida a los internautas recalcitrantes, y a los disidentes que siguen utilizando la Red.

Para poder aplicar estas medidas, el gobierno de Pekín ha promulgado cerca de sesenta leyes y reglamentos sobre la utilización de Internet. A cualquier internauta que se inscribe en un foro de discusión se le advierte claramente que podrían caerle graves condenas. En enero de 2001, el Tribunal Supremo precisó la sanción prevista para los casos de violación de las leyes sobre los secretos del Estado, y la difusión de informaciones que pongan al Estado en peligro: la pena de muerte....

Todas estas decisiones se inscriben en el marco de un programa del Estado titulado "Escudo dorado" que, a finales de los años 90, reemplazó al proyecto de "Gran muralla electrónica", que se había quedado obsoleto por el desarrollo exponencial de Internet. El proyecto, muy secreto, lo propusieron el Ministerio de Seguridad Pública y el Ministerio de la Industria de la Información. Para él se han movilizado importantes medios económicos y humanos; cerca de treinta mil personas. En abril de 2002, el Ministro de Seguridad Pública de entonces, Jia Chunwang, convocó en Pekín una reunión de trabajo sobre la seguridad y la protección de las informaciones del Estado. Las discusiones se centraron en los medios para combatir los delitos cometidos en Internet, particularmente los delitos de carácter subversivo. Según algunos testigos presentes en la reunión, el ministro afirmó que "los órganos de vigilancia en Internet se han convertido en herramientas indispensables para la seguridad nacional, la estabilidad política y nuestra soberanía". Las autoridades aceleraron el reclutamiento de especialistas, encargados de combatir a las "fuerzas extranjeras" que intentan "subvertir China por medio de Internet".

China es el país en que hay un mayor número de personas encarceladas por haber expresado sus opiniones en Internet; al menos 36, según nuestras informaciones. Tanto si se trata de disidentes conocidos por la policía, como de simples internautas sorprendidos en flagrante delito por la ciberpolicía, la mayor parte de ellos han caído en la trampa de los foros de discusión.

La tecnología al servicio de la represión

Además de los filtros instalados en los ordenadores de los foros de discusión, y de los firewalls que impiden el acceso a miles de sitios de Internet con base en el extranjero, las autoridades chinas han impulsado la adquisición y el desarrollo de nuevas tecnologías de censura. A finales de diciembre de 2002, el Departamento de Seguridad Pública de la provincia de Guangdong (al sur de China) organizó un Salón del Desarrollo de Internet y la seguridad en la Red, con el propósito de evaluar la influencia de Internet en la "estabilidad del orden público". Allí, los responsables afirmaron, alto y claro, que hay que "controlar de manera estricta la Red" y que "los internautas tienen que asumir su responsabilidad en la difusión de informaciones peligrosas".

En 2002, las autoridades adoptaron una serie de medidas, obligando a los operadores de Internet (sitios, cafés de Internet, proveedores de acceso, etc.) a transformarse en auxiliares de la policía. En junio, los propietarios de los cibercafés tuvieron que instalar en todos los ordenadores programas capaces de bloquear hasta 500.000 sitios, y de "deunciar" a la policía la consulta de sitios subversivos. Podría tratarse del programa "Filter King", concebido por los chinos a partir de una tecnología vendida por empresas occidentales. En septiembre, algunos internautas chinos constataron la instalación de nuevos "programas absorbentes", que bloquean el acceso a determinadas páginas de los sitios consultados. Así, están bloqueados los artículos sobre China -entre otras, las cuestiones de Tibet, Taiwan y los derechos humanos- de los sitios de los periódicos extranjeros. Se puede acceder a las restantes páginas. Esta censura selectiva se aplica igualmente a algunos e-mails enviados a partir de correos, tales como Hotmail, o a los buscadores, como Google.com. En octubre, la división de crímenes informáticos de la provincia de Jiangxi (sudeste del país) ordenó a los cafés de Internet de la provincia que vendieran tarjetas de acceso a sus clientes. Esas tarjetas deben permitir a la policía verificar los sitios consultados por los internautas. Una experiencia que podría repetirse en otras provincias.

Las autoridades chinas intentan, desde hace varios años, contrarrestar la supremacía de las empresas occidentales de Internet, desarrollando tecnologías capaces de responder a las exigencias políticas del régimen. Así, el buscador Google ha planteado muchos problemas a las autoridades, porque da acceso a muchos sitios subversivos. El régimen de Pekín eligió la mano dura prohibiendo, en agosto de 2002, el acceso al buscador. Ante la oleada de protestas, en China y en el extranjero, las autoridades decidieron efectuar un bloqueo selectivo de Google. Algunos lugares identificados por el buscador resultan inaccesibles. En una nueva etapa, el organismo oficial Centro Chino de la Información de Internet y la empresa china Sinobet, han desarrollado Chinasearch.com, un buscador de acuerdo con los criterios chinos. En abril de 2003, el sitio sina.com.cn decidió adoptar ese buscador, que elimina por su cuenta los sitios considerados subversivos y pornográficos. Según el gobierno, otros doscientos sitios chinos también lo han elegido.

Evidentemente, esta utilización de las nuevas tecnologías en la represión de la ciberdisidencia no hubiera sido posible sin el apoyo de compañías occidentales, tales como Websense, Sun Microsystems, Cisco Systems, Microsoft o Notel Networks que, en un momento dado, empezaron a colaborar con el aparato estatal chino.

Conclusiones
Menos de ocho años después del inicio del Internet comercial chino, el Estado ha conseguido instalar un sofisticado sistema de control de Internet. La ciberpolicía, que agrupa a varias decenas de miles de hombres, es capaz en las cuatro esquinas del país de detener a un internauta que, en varias ocasiones, haya enviado mensajes considerados "subversivos", o que puedan poner "en peligro la seguridad del Estado".

Los foros de discusión, presentados por los dirigentes de los sitios que los albergan como espacios de libertad, también son objeto de una vigilancia permanente. El gobierno ha obligado a esos sitios a instalar sistemas de filtros, que censuran el acceso a los mensajes que contienen palabras prohibidas. La lista nunca se ha hecho pública, pero engloba decenas de palabras que hacen referencia a la política, la religión y la pornografía. Zhen Ya (represión) y Fa Lun Gong (Falungong) están incluidas en la lista, que se actualiza frecuentemente, ya que la palabra "neumonía" se borró de los foros en el transcurso de marzo de 2003.

De hecho, los sitios de Internet, especialmente los dirigidos o financiados por empresas occidentales, y en primer lugar Yahoo!, se han convertido en auxiliares de la policía china. Tras haber aceptado autocensurar su contenido, no se opusieron a la instalación de chivatos en sus máquinas, que permiten a la ciberpolicía identificar a los internautas recalcitrantes. Los cibercafés chinos ("wang ba" en mandarín) también tuvieron que plegarse a las exigencias de los servicios de seguridad, para que les autorizaran a volver a abrir, tras la campaña nacional de verificación lanzada en 2002.

Los foros de discusión que, cada día, reúnen a centenares de miles de internautas chinos son, a la vez, un espacio de expresión sin igual en ningún otro medio de comunicación y una trampa para los internautas.



en este pais
11.03 - China
Impiden a la prensa extranjera trabajar en las zonas tibetanas
5.02 - China
Seis meses después del inicio de los JJOO de Pekín: continúa la represión, pero la prensa y los disidentes resisten
12.01 - Nepal
Asesinan salvajemente a una periodista y militante por los derechos de las mujeres
12.01 - China
Condenado a seis años de reclusión Wang Rongqing, fundador de una revista de oposición
2.01 - China
“La situación de Liu Xiaobo demuestra que las autoridades de Pekín se niegan al diálogo”, declara Reporteros sin Fronteras

Communicados Asia
17.04 - Corea del Norte
Dos periodistas norteamericanas llevan un mes detenidas
23.02 - Filipinas
Asesinan a un periodista radiofónico en la Isla de Mindanao
20.02 - Burma
On eve of major amnesty, call for release of 16 journalists and cyber-dissidents
9.02 - Tailandia
“Liberad a Harry Nicolaides”
19.01 - Vietnam
El gobierno anuncia la libertad del periodista Nguyen Viet Chien
Informe(s)
2.04 - Pakistan
Misión de investigación en el Valle de Swat, el “valle del miedo”
16.03 - Afganistán
Siete años de gobierno de Hamid Karzai : ¿qué beneficios para la libertad de prensa ?
21.01 - Sri Lanka
Las organizaciones internacionales de defensa de la libertad de prensa condenan la “cultura de impunidad e indiferencia” que existe en Sri Lanka
10.10 - China
Informe de investigación : "Viaje al corazón de la censura de Internet"
24.08 - Sri Lanka
"Jaffna : una prensa bajo la influencia del terror"
19.07 - Maldivas
Una prensa dinámica bajo presiones
30.09 - China
Xinhua: la mayor agencia de propaganda del mundo
2.05 - Filipinas
52 periodistas muertos desde la vuelta de la democracia
22.10 - Corea del norte
El periodismo al servicio del totalitarismo
12.11 - Afganistan
Al cumplirse un año de la caída de los talibán ¿dónde está la libertad de prensa?
17.06 - Bangladesh
Una violencia exacerbada pone en peligro la libertad de prensa
28.03 - Nepal
Torturas, detenciones arbitrarias y autocensura

Firmar las peticiones
25.01 - China
Hu Jia
29.01 - Birmania
Nay Phone Latt y Zarganar
8.04 - Tailandia
Suwicha Thakor
25.01 - Afganistán
Sayed Perwiz Kambakhsh

los archivos asia
Archivos 2009
Archivos 2008
Archivos 2007
Archivos 2006
Archivos 2005
Archivos 2004
Archivos 2003
Archivos 2002